Saltar al contenido

Cómo funciona la industria musical en 10 partes clave

cómo funciona la industria musical

Si estás en el mundo artístico, seguramente te has preguntado cómo funciona la industria musical. Pareciera menos complejo, pero la verdad es que se trata de una red extensa de empresas y personas encargadas de hacer que la música llegue a tus oídos, o lleve tu música a los oídos de otros.

cómo funciona la industria musical

La industria de la música trabaja a través desde el lado de la creación musical (cantantes, compositores y productores), el lado orientado al cliente (plataformas de transmisión, lugares y plataformas de actuación pública como la radio) y el lado comercial, conectando los dos (sellos, gerentes, publicistas, organizaciones de derechos de ejecución, distribuidores, agentes de reservas y más).

Desglosar esta estructura en términos claros es exactamente el objetivo de este artículo para poder entregarte una idea global de la industria musical. Además, si estás empezando tu vida artística y tu propio proyecto musical, saber cómo funciona la industria musical te será realmente útil.

Cómo funciona la industria musical desglosada en 10 partes clave

A menudo escuchamos el término unificado “industria de la música”. Puede ser muy engañoso: lo que puede parecer una sola industria cohesiva es en realidad una red de partes individuales, a veces superpuestas, otras no.

Es por eso que he decidido darle cierta estructura y dedicar un par de párrafos a cada ‘bloque’ distintivo que he identificado como parte de la industria. Estoy también a tu orden para responder cualquier duda que tengas sobre este mismo tópico y otros más acerca de tu inicio como artista y tu despliegue en los medios.

Sin más preámbulos:

1. Industria de la grabación

Los sellos discográficos fueron los que más sufrieron por la piratería en la década de 2000. En 15 años, la industria discográfica atravesó 3 realidades diferentes: desde CD hasta piratería digital y transmisión.

Los sellos tuvieron que adaptarse y los modelos comerciales de grabación cambiaron en consecuencia. Incluso hoy en día, la industria discográfica todavía se enfrenta a nuevos desafíos, desde artistas que pasan por alto las disqueras por completo trabajando directamente con impulsadores digitales como Soundcloud.

Si bien el lugar de la industria discográfica en el gran esquema de las cosas está cambiando, los sellos siguen siendo lo primero que viene a la mente cuando la gente piensa en la industria de la música.

La mayoría de los fanáticos del hip-hop han oído hablar de Def Jam, fanáticos del EDM, de OWSLA y fanáticos del country, de Big Machine. Incluso Universal, Sony y Warner son considerados “sellos discográficos” por la población en general, a pesar de que su modelo de negocio se extiende mucho más allá del alcance de una “compañía discográfica”, cubriendo todos los aspectos del negocio de la música.

2. Industria de distribución de música digital

Técnicamente, la distribución es parte de la cadena de grabación. El papel principal de los distribuidores es simple: entregar el lanzamiento a las tiendas y mantener el flujo de efectivo de regreso a los artistas y / o sus sellos. Suena bastante sencillo, ¿verdad?

Bueno, en realidad no. A medida que el Streaming se apoderó de la industria de la música, los DSP (plataformas encargadas de la promoción) se han convertido en un agente todo en uno para el consumo, la monetización y el descubrimiento de música.

Los Likes de Spotify no son solo las plataformas para que los artistas moneticen su música, sino también canales de promoción prominentes. De hecho, para el 90% de los artistas, el efecto promocional de la transmisión de listas de reproducción y los algoritmos de descubrimiento son probablemente más importantes que el dinero que obtienen de los servicios de transmisión.

En consecuencia, la industria de los distribuidores se ha vuelto cada vez más importante como enlace entre los DSP y la industria discográfica, ampliando su modelo de negocio mucho más allá de los servicios centrales de administración y agregación.

Adwords, es un sistema de distribuciòn y comercialización.

3. Streaming

La adopción de la transmisión por secuencias es, con mucho, el cambio más significativo en la industria en los últimos diez años, y ese es un cambio que aún está en curso. Incluso hoy en día, los servicios de transmisión están buscando formas de ampliar su base de usuarios, desarrollar su producto, aumentar los ingresos y encontrar un modelo de negocio sostenible a largo plazo.

La industria de la música está atrapada en medio de ese proceso: la transmisión ya ha cambiado la forma en que opera la industria discográfica y la forma en que consumimos, compartimos y experimentamos la música, y eso podría ser solo el comienzo.

Spotify, es un servicio de Streaming.

4. Industria de giras y conciertos

La realidad virtual está entrando de manera lenta pero segura en la industria en vivo: con empresas emergentes como TheWaveVR y NextVR defendiendo el nuevo tipo de experiencia en vivo, es posible que veamos a la industria dar un giro hacia la digitalización pronto. Por ahora, sin embargo, sigue siendo el 99% “físico”, lo que también significa que es la parte menos escalable del negocio de la música.

No hay diferencia (desde el punto de vista de los recursos, al menos) entre distribuir una grabación digital a cien o un millón de fans. Al mismo tiempo, la cantidad de trabajo que implica la organización de una gira internacional, que llega al mismo millón de fans, es enorme, ya que la industria permanece localizada y basada en redes. 

5. Licencias y sincronización

La música siempre ha jugado un papel integral en industrias creativas como el cine y los videojuegos, mientras que los acuerdos de patrocinio con músicos son una práctica estándar para las marcas en todos los sectores de bienes de consumo, desde el lujo hasta el gran consumo.

Todas esas conexiones con jugadores externos son administradas por el negocio de licencias. Las relaciones con las marcas y otros medios son más que una simple fuente de ingresos. 

Una integración afortunada puede convertirse en una gran oportunidad de promoción para el artista; de seguro ahora mismo puedes pensar en un par de artistas musicales que hemos descubierto primero en el cine. Esto es un buen manejo de las licencias del artista entre múltiples empresas.

6. Gestión de artistas

Los gerentes tienen relaciones únicas con los artistas, ya que son los únicos socios, que siempre están alineados financieramente con ellos. En lugar de centrarse en un solo subconjunto de la industria, los gerentes trabajan en estrategias globales a largo plazo y ayudan a los artistas a tomar decisiones comerciales críticas.

Además, los gerentes coordinan a todos los profesionales que trabajan en la carrera del artista, por lo que necesitan un conocimiento amplio y profundo de toda la industria.

Esta experiencia integral también significa que los gerentes son los mejores para llenar los vacíos. Dependiendo de las necesidades de un artista, los gerentes pueden reemplazar a los editores, profundizar en la promoción del disco o negociar presentaciones en vivo. En pocas palabras, el gerente es un experto en todos los oficios y la columna vertebral de la carrera de cualquier artista.

7. Industria editorial de música

“¿Cómo ganan dinero los músicos?” La respuesta no es tan sencilla como podría pensar un extraño, y la publicación es probablemente la fuente de ingresos más incomprendida y compleja del negocio.

El objetivo de un editor de música es cobrar los pagos de regalías sobre los derechos del artista relacionados con la obra musical real, y no la grabación de la misma; este es el dominio de la industria discográfica.

Ya suena complicado, ¿no? Además, los pagos de regalías pasan por organizaciones de derechos de ejecución (también conocidas como PRO: ASCAP, BMI, SACEM y similares), organizaciones de cobranza mecánica (HFA en los EE. UU., MCPS en el Reino Unido), subeditores y editores antes de llegar a los autores y compositores. – este proceso solo puede tardar hasta 2 años.

Luego, están las acciones estatutarias de escritores / editores, regulaciones legislativas que difieren de un país a otro, derechos musicales fragmentados y un millón de otros matices y complejidades.

La conclusión es que la publicación es a menudo oscura incluso para los profesionales de la música experimentados. El hecho de que Michael Jackson fuera el principal titular de los derechos del catálogo de The Beatles te dice todo lo que necesitas saber sobre esta faceta del negocio.

8. Radio

La radio es el mejor ejemplo de la complejidad sobre cómo funciona la industria musical. El futuro lugar de la radio en la industria de la música no está tan claro.

El auge de los servicios de Streaming (Deezer, Spotify, Apple Music) también hizo que fuera mucho más difícil para las radios llegar a sus audiencias, debido a la complejidad de las leyes de derechos de autor y las barreras legales en torno a las frecuencias de FM / AM, incluso las grandes corporaciones como iHeart, Bauer Media y SiriusXM no pueden ofrecer el alcance mundial de los gigantes del streaming.

Sin embargo, este enfoque local es una moneda de dos caras: si bien la radio no puede competir con el streaming a escala global, ha mantenido su poder como canal de comunicación localizado.

Siguiendo el espíritu de la época, la radio tradicional invirtió mucho en el entorno digital. Eso ha abierto nuevas formas para que la radio interactúe con su audiencia y, si bien la radio ha perdido su condición de medio principal de descubrimiento de música, sigue siendo un canal de promoción destacado y una parte integral del negocio.

9. Legalidad y Jurisdicción 

Cada lado del negocio de la música tiene su propio conjunto de reglas y regulaciones comúnmente aceptadas, lo que facilita las relaciones entre los socios donde la ley no es explícita.

Además de eso, las leyes locales, que difieren de un país a otro, anulan esas prácticas si entran en conflicto. Al mismo tiempo, los legisladores intentan desarrollar nuevas soluciones a los problemas del entorno digital y arrojar luz sobre los rincones grises del negocio. 

Como resultado, terminamos con una de las industrias más conectadas a nivel mundial, gobernada por un sistema desconectado de contratos y legislación. Te guste o no, un conocimiento básico de las leyes de la música es esencial para comprender cómo funciona la industria musical.

10. Atención del público y los fans

Las relaciones entre el artista y su comunidad de fans son un recurso vital para el desarrollo de la carrera de un artista. Los fanáticos siempre estaban generando conciencia y promoviendo a los artistas dentro de sus círculos sociales.

Sin embargo, a medida que las relaciones pasaron de los clubes de fans a las redes sociales a lo largo de las décadas, las interacciones entre artistas y fanáticos se volvieron más cruciales que nunca.

La tecnología ha cambiado la forma en que los artistas establecen relaciones con los fanáticos, así como la forma en que los fanáticos se comunican entre sí y con el público en general. En el mundo de la Web 2.0, los fans son los medios en sí mismos, uno que a veces es mucho más efectivo que los canales tradicionales.

 

Pensamientos Finales sobre cómo funciona la industria musical

¿Aún tienes dudas acerca de cómo funciona la industria musical? Aunque es difícil describir un negocio tan completo y sumamente complejo en unas cuantas líneas, ahora tienes una noción abierta y superficial de todo. Con estas partes claves, puedes  ir a la investigación y análisis de cada una de las industrias.

Si eres un artista buscando entrar a la industria, es posible que necesites algo de ayuda para el lanzamiento de tus sencillos en plataformas de Streaming, y continuar en el amplio camino de la industria ¿Estás listo?